Cada frase... en su contexto.
Contacte con nosotros
[Todas las frases publicadas]


"Nada que valga la pena saber puede enseñarse. Tiene que ser aprendido".

"Cada uno de nosotros trabaja en el marco de un conjunto de creencias. La mayoría de ellas son tácitas, pero dominan poderosamente nuestro estilo de vida y nuestras relaciones con otras personas. Me gustaría decir algo sobre mis convicciones en este territorio.

En primer lugar, nada que valga la pena saber puede enseñarse. Tiene que ser aprendido. Tiene que ser descubierto por cada uno de nosotros. El proceso de aprender cómo uno aprende, de descubrir la propia epistemología —nuestro método para manipular los descubrimientos, los pensamientos nuevos, las nuevas ideas, las nuevas opiniones— es algo por lo que cada uno tiene que luchar, para desarrollar cada vez más lo que uno es. Tillich escribió un libro titulado Ser es llegar a ser. Este título era un koan* para mí. Durante varios años me pregunté en qué se basaba, y entonces se hizo la luz. Hacer es evitar ser, lo cual significa que, si uno se mantiene lo bastante ajetreado, no tiene que ser nadie. Uno puede perseverar en tratar de ser alguien diferente de lo que es —mejor, más poderoso, más parecido a algún otro, menos parecido a lo que ha descubierto de sí mismo en el pasado—.

Pero ser es llegar a ser significa que hay que aprender a ser todo lo que uno es. Se trata, desde luego, de un proceso peligroso, porque la estructura social sólo tolera ciertas versiones de la personalidad. Si usted resulta ser un sádico, debe tener la precaución de ser sádico en el momento oportuno, del modo correcto, con la gente apropiada, porque si no se degollará a sí mismo." [...]

* Sentencia profunda, objeto de meditación por parte de quienes siguen la vía del budismo Zen.

Carl Whitaker
Meditaciones nocturnas de un terapeuta familiar
Ed. Paidós, Buenos Aires, 1992, p. 67