Mediación Familiar


La mediación familiar es un proceso en el cual, con la ayuda de un tercero neutral e imparcial, dos personas resuelven sus conflictos de la mejor forma posible para ambos: de mutuo acuerdo.

Este tercero, denominado mediador, promueve la búsqueda de alternativas y encauza a las partes para que ellos mismos encuentren las opciones más adecuadas, utilizando técnicas de resolución de problemas.

La finalidad es evitar que un proceso de separación, siempre traumático, llegue a ser una larga sucesión de juicios y apelaciones en los tribunales que tarde años en resolverse, con el consiguiente perjuicio económico, psicológico y social que conlleva para ambas partes. Y, por encima de todo, no debemos olvidar en ningún momento lo especialmente doloroso que es siempre este tipo de separación para los hijos.

  1. ¿A quién va dirigida la mediación?
  2. ¿Qué temas se tratan?
  3. ¿Cuál es el objetivo?
  4. ¿Qué ventajas tiene?

 1. ¿A quién va dirigida la mediación?

  • A parejas decididas a separarse o divorciarse.
  • A parejas en trámites de separación o divorcio.
  • A parejas con problemas que consideran la separación como una posible opción.
  • A parejas ya separadas o divorciadas que mantienen un conflicto y desean tomar decisiones consensuadas acerca de sus hijos.

 2. ¿Qué temas se tratan?

  • El ejercicio de las funciones parentales.
  • La residencia habitual de los hijos/as.
  • La contribución económica de ambos progenitores.
  • El reparto de los bienes comunes
  • Todos los aspectos importantes relativos al futuro de los hijos.
  • Cómo se actuará en el futuro para resolver los nuevos conflictos que puedan surgir.

 3. ¿Cuál es el objetivo?

  • La mediación trata de restablecer la comunicación de la pareja con el fin de llegar a un acuerdo satisfactorio para las partes en conflicto que regule todas las consecuencias de la disolución de la pareja y de la transformación de la familia.

 4. ¿Qué ventajas tiene?

  • Crea una atmósfera positiva entre el padre y la madre de la que los hijos/as se benefician.
  • Previene posibles respuestas negativas en los hijos/as posteriores a la separación de los padres.
  • Facultan a la pareja para la negociación.
  • Ofrece al padre y a la madre la oportunidad de tomar decisiones referentes a sus hijos e hijas y a su porvenir.
  • Establece un acuerdo adaptado a las necesidades particulares de cada miembro de la familia.
  • Disminuye el coste económico y emocional.
  • En la mediación no hay ni ganador ni perdedor, sólo personas responsables y respetuosas con su porvenir.
© Psicomed S.L. - T. 91 639 82 66 - [contacte con nosotros]e-mail